san benito

Oración a San Benito contra la maldad

San Benito nacido de una familia muy rica en Nursia en la región de Umbria Italia, en el año 480; era gemelo con una niña llamada Escolástica la cual también siguió la santidad. En Roma se preparó académicamente formándose en filosofía y retórica.

Todas las madrugadas a eso de las 2:00 Am se levantaba a rezar los salmos, pasaba horas meditando y rezando, se dice también que se dedicaba a los trabajos manuales puesto que imitaba a Cristo, el trabajo para él era honroso, era un vegetariano activo y ayunaba a diario, solo comía hasta en horas de la tarde. El atendía a muchas personas para dirección espiritual, en ocasiones se iban al pueblo a predicar acompañado de sus monjes, se hizo popular por agradable trato hacia a los demás.

La siguiente oración de San Benito contra la maldad vienen siendo una herramienta espiritual muy poderosa, la cual nos ayuda alejar todo lo malo de nuestro camino, porque, aunque nos cueste trabajo aceptar, existen personas que no tienen temor de Dios y la consigna de sus vidas es hacerle daño a los demás sin importarles a quién, ni cuándo.

Oración a San Benito contra la maldad

Seguiste sigilosamente la senda santa que nuestro Señor Jesucristo te marcó, abonaste el terreno que en el desierto crecía, la cuidaste y humectaste, no permitiste que ninguna alma que allí habitaba, se perdiera en el lodo o se escondiera en la sombra, te encargaste de ser la columna que muchos quieren tocar. Eres ese cimiento fuerte de la verdadera fe.

Amado San Benito, tú que tiene un justo y noble corazón, eres ese rayo de luz que destella a los llenos de maldad, aquellos que se atreven a ignorar al Padre Eterno, aquellos que ofenden y calumnian, abusan sin consideración de los más débiles, aquellos que toman lo que no les pertenecen y no cancelan sus deudas, quienes comenten atropellos injustamente y de los que se burlan de las personas humildes.

A todos ellos ¡Oh San Benito! Tócales el corazón y ayúdalos a cambiar, a despojarse del viejo hombre, alberga en sus corazones unos bellos sentimientos de fraternidad, que aprendan a perdonarse y a pedir perdón a su prójimo, que puedan abrir sus oídos a tu palabra.

Amen

 

 

oraciones a san miguel arcangel
oraciones poderosas
oraciones catolicas
oraciones a san judas tadeo
el credo catolico
oraciones a santa rita
oraciones a san antonio
la oaracion a san pancracio
oraciones a san alejo
la oracion a san jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *